Cáncer de cerebro

Inicio > Esclerosis Múltiple

Un 70% de las personas afectadas con

 esclerosis múltiple son mujeres

Esclerosis Múltiple

 

La Esclerosis Múltiple (EM) es una enfermedad crónica del Sistema Nervioso Central.  Es una de las enfermedades neurológicas más comunes entre la población de 20 a 40 años. Puede producir síntomas como fatiga, falta de equilibrio, dolor, alteraciones visuales y cognitivas, dificultades del habla, temblor, entre otros. El curso de la EM es de difícil pronóstico puesto que se trata de una enfermedad caprichosa que puede variar mucho de una persona a otra. No es contagiosa, ni hereditaria, ni mortal, y cerca del 70% de los casos son mujeres. Afecta a las personas al principio de su vida activa-laboral, cuando están iniciando sus proyectos vitales. Hasta ahora, no ha sido posible identificar una causa específica, por lo que se habla de multi-causalidad, en tanto factores que presentan clara incidencia en su aparición.

De igual forma, no se ha encontrado una cura, pero resultan innegables los avances de la ciencia que abren esperanzas a los pacientes. 

 

Incidencia y Causas de la Enfermedad

De acuerdo a los datos manejados por la “MS International Federation”,  la Esclerosis Múltiple tiene una prevalencia de entre 23 y 26 casos cada 100.000 habitantes. En tal sentido, existen al menos 1.000 personas afectadas por la enfermedad en Uruguay.  Las dificultades que existen para diagnosticar la EM hacen pensar que el número de personas que presentan la enfermedad  sea aún mayor. (Ver recuadro).

La Esclerosis Múltiple (EM) es una enfermedad del Sistema Nervioso Central (SNC) en el que se diferencian dos partes principales: cerebro y médula espinal. Envolviendo y protegiendo las fibras nerviosas del SNC hay un material compuesto por proteínas y grasas llamado mielina que facilita la conducción de los impulsos eléctricos entre las fibras nerviosas.
En la EM la mielina se desgasta o se pierde en múltiples áreas dejando en ocasiones cicatrices (esclerosis). Estas áreas lesionadas se conocen también con el nombre de placas de desmielinización.

 

 Factores que desencadenan empujes:

- El stress físico y psíquico. Hay que evitar el agotamiento físico y mental.

- El aumento del calor corporal.

- Las infecciones (respiratorias. virosis, etc.)

- Los traumatismos.

- El puerperio.

Ello reviste gran importancia puesto que la mielina no solamente protege las fibras nerviosas, sino que también facilita su función. Cuando la mielina se destruye o se lesiona, la habilidad de los nervios para conducir impulsos eléctricos desde y hacia el cerebro se interrumpe y este hecho produce la aparición de síntomas. Afortunadamente, la lesión de la mielina es reversible o puede frenarse en muchas ocasiones.

Se conocen diversos tipos de presentación y manifestación de EM, como ser:

- EM recaída-remisiones (EMRR): en esta forma de EM hay recaídas (brotes o “empujes”) donde aparecen síntomas nuevos o se exacerban los ya presentes. Este período puede durar días o meses, y posteriormente se constata una (parcial o total) de los mismos. Este tipo de EM ocurre en un 35% de los casos diagnosticados, aproximadamente.

- La EM progresiva primaria (EMPP) es una forma debilitante de la enfermedad caracterizada por un empeoramiento continuo y gradual de los síntomas, pero generalmente sin períodos claros de recaída y remisión. Aproximadamente 1 de cada 10 personas a quienes se diagnostica EM padece la forma primaria progresiva de esta enfermedad.

- La EM progresiva secundaria (EMPS) se caracteriza por la posibilidad de presentar períodos de recaída-remisión, posteriores a los que se desarrolla un progresivo avance de las lesiones y consecuente afectación de las capacidades. Esta tipología se presenta en el 40% de los casos.

- En las formas leves de EM, luego de algunos empujes que logran completa recuperación, no resulta visible un empeoramiento ni la instalación de una incapacidad. 

 

La Esclerosis Múltiple (EM) es una enfermedad del Sistema Nervioso Central (SNC) en el que se diferencian dos partes principales: cerebro y médula espinal. Envolviendo y protegiendo las fibras nerviosas del SNC hay un material compuesto por proteínas y grasas llamado mielina que facilita la conducción de los impulsos eléctricos entre las fibras nerviosas.
  En la EM la mielina se pierde en múltiples áreas dejando en ocasiones, cicatrices (esclerosis). Estas áreas lesionadas se conocen también con el nombre de placas de desmielinización.
  La mielina no solamente protege las fibras nerviosas sino que también facilita su función. Si la mielina se destruye o se lesiona, la habilidad de los nervios para conducir impulsos eléctricos desde y al cerebro se interrumpe y este hecho produce la aparición de síntomas. Afortunadamente la lesión de la mielina es reversible en muchas ocasiones.

La EM primaria progresiva (EMPP) es una forma debilitante de la enfermedad caracterizada por un empeoramiento continuo de los síntomas, pero generalmente sin periodos claros de recaída y remisión1. Aproximadamente 1 de cada 10 personas a quienes se diagnostica EM padece la forma primaria progresiva de esta enfermedad.

Pronóstico

Es muy difícil conocer el pronóstico de la EM. Algunos pacientes sufren una mínima afectación por la enfermedad, y en otros avanza rápidamente hacia altos niveles de incapacidad.

Aunque se trata de una enfermedad crónica, la expectativa de vida es muy similar a la de la población general. Aproximadamente en un tercio de los pacientes, la EM evoluciona de forma benigna; en otro tercio provoca discapacidades, pero estas no complican de forma importante su autonomía para las actividades de la vida diaria. El tercio restante de pacientes presenta formas de EM de mayor gravedad que comprometen su autonomía.

Diagnóstico

El diagnóstico de la enfermedad se realiza primordialmente a través de la historia clínica, la exploración neurológica, los potenciales evocados, las lesiones desmielinizantes que se puedan identificar a través de la resonancia magnética (RM) y los datos del estudio del líquido cefaloraquídeo.

De todas ellas, ha sido la RM la técnica que ha supuesto un mayor avance en el diagnóstico de la EM.

Fuentes: MS International Federation, Asociación de Esclerosis Múltiple España, web Roche España, Esclerosis Múltiple   Uruguay:  EMUR , MSIF) 

 

La Esclerosis Múltiple generalmente presenta un diagnóstico tardío debido a la gran variedad de manifestaciones que presenta, dando como resultado un pronóstico más comprometido para el paciente.

Si Ud. percibe algunos de los síntomas señalados en este artículo es recomendable que consultar con su médico.